Las decisiones desfalcaron a la empresa en liquidación en más $ 5 mil millones. Es el segundo escándalo en el que se ve involucrado el ex funcionario de la rama judicial.

A 12 años y seis meses de prisión fue condenado el ex juez Primero Promiscuo de Lorica, Álvaro Alfonso Chica Yánez, por parte de la Sala Penal del Tribunal Superior de Montería, por haber fallado 86 tutelas aparentemente de forma irregular, a favor de ex trabajadores de Telecom, en proceso de liquidación.

Por las decisiones del entonces funcionario de la justicia se pagaron a $ 5 mil 9 millones de pesos a favor de los ex funcionarios que actuaron con tutelas en las que reclamaban pagos pensionales y beneficios económicos a los que no tenían derecho, según lo explica la Fiscalía General de la Nación.

“Estas personas interpusieron los recursos en municipios de Córdoba y no en las ciudades en las que laboraron o vivían, como lo establece la ley”, sostiene el organismo acusador.

Agrega que “las 86 tutelas presentadas por igual número de accionantes llegaron al despacho del exjuez Chica, quien las concedió contra el Patrimonio Autónomo de Remanentes de Telecom”.

Los caros por los cuales fue sentenciado Chica fueron prevaricato por acción y peculado por apropiación en favor de terceros.

“Por hechos similares registrados en otras ciudades del país, han sido condenados otros 22 jueces”, sostiene la Fiscalía.

Este el segundo escándalo en el que se ve involucrado el ex funcionario judicial cordobés, toda vez que en 2014 fue condenado a 52 meses y 15 días de casa por cárcel, por parte de la Sala Penal del Tribunal Superior de Córdoba, caso que se remonta a mayo de 2011, cuando éste atropelló, en aparente estado de embriaguez con un vehículo Jeep a una pareja en Lorica.

Las víctimas fueron Iraima Gueter Sepúlveda, quien murió a los ocho días del hecho y Ubaldo Ortega, quien murió año y medio después.

En ese entonces Chica fue acusado de huir del sitio del accidente y de no permitir que se le practicara prueba de alcoholemia.