Bogotá. Tras la renuncia de la fiscal que adelanta el caso contra Edwin Besaile Fayad, el Tribunal Superior de Bogotá, aplazó la audiencia en la que se conocería la medida de aseguramiento para el suspendido gobernador de Córdoba, investigado por el ‘cartel de la hemofilia’.

El abogado Jaime Granados, dijo que junto a su cliente están dispuestos a enfrentar la audiencia donde confía en demostrar la inocencia del mandatario suspendido.
Insistió en que La Fiscalía General sigue sin demostrar los delitos de peculado y concierto para delinquir por los que se le acusa, ya que la única prueba presentada por esta entidad, se basa en las declaraciones del antecesor de Besaile en la Gobernación de Córdoba, las cuales nunca han sido respaldadas por otros de los testigos involucrados en este
proceso.

Reiteró que esta situación corresponde netamente a un error por parte de la IPS, y del Secretario de Salud Departamental, quienes de manera desconcentrada pagaron la factura por la cual se culpa hoy al gobernador, quien se encuentra suspendido por la Procuraduría.