Luego de conocerse el fallo de la Corte Constitucional que le da la razón a la Superintendencia de Salud frente al caso de la EPS Manexka, la entidad anunció que comenzará el proceso para liquidar esta empresa prestadora de salud.

El proceso de liquidación se había suspendido debido a la tutela interpuesta por el Cabildo Mayor Regional del Pueblo Zenú del Resguardo Indígena de San Andrés de Sotavento, la cual pretendía dejar sin efectos la decisión de la Superintendencia por no haber consultado previamente a las comunidades.

Sin embargo, la Corte le dio la razón a la entidad de vigilancia que dispuso la liquidación de la EPS Manexka, debido a los graves hallazgos identificados que involucraban el riesgo en atención en salud de los afiliados y los recursos del sistema de salud.

Adicionalmente, la Corte Constitucional concluyó que la Supersalud no vulneró el derecho fundamental a la consulta previa al adelantar las medidas forzosas frente a la liquidación de la EPS pues no implicó una afectación directa para ese colectivo y no perturbó su identidad cultural y étnica con la decisión.

“Para la Superintendencia Nacional de Salud es importante que la Corte Constitucional haya atendido el llamado para preservar sus competencias administrativas de intervención frente a los actores que incumplen y lo más importante, permite proteger la salud de un gran número de personas vulnerables y todo esto en armonía con la jurisprudencia vigente de consulta previa.”, indicó Luis Fernando Cruz Araújo, superintendente Nacional de Salud.

El funcionario anunció que, tal y como lo ordenó la Corte, se realizará el proceso de concertación con la comunidad que había sido asignada a otras EPS para que decidan si desean permanecer allí o ser afiliada a otra EPS.