Las autoridades del Valle del Cauca prendieron las alarmas por el asesinato detres miembros de dos comunidades indígenas en el departamento.

Uno de los casos se presentó en el municipio de El Dovio, norte del Valle del Cauca, donde fue asesinado de varios disparos el exgobernador y dirigente de la comunidad Embera Chamí, Amilcar Yagarí Siagama, en un hecho ocurrido cerca de su vivienda ubicado en la comunidad Jai Kera Wera.

El vocero y asesor de la ONG Solo Indígena de Colombia, Óscar Montero, señaló: “lamentablemente tenemos que denunciar que fue asesinado el compañero indígena Amilcar Yagarí Siagama, exgobernador, guardia indígena y dirigente Embera Chamí, fue interceptado por dos hombre encapuchados, y fue ultimado con cuatro tiros”.

El otro caso se presentó en la vereda Limones, parte alta del corregimiento de La Delfina, municipio de Buenaventura, en donde fueron ultimados lejos de su parcela los esposos Pablo Emilio Dagua Taquinas y Adriana Montero Parra.

El doble crimen se descubrió cuando los hijos de la pareja, de 7 y 3 años de edad, bajaron por sus propios medios al pueblo, lo que llamó la atención de la comunidad aborigen, que inmediatamente se encaminó hasta el sitio y encontró los cuerpos sin vida de la pareja.

Beatriz Dagua, gobernadora del resguardo Naza Embera Chami, explicó que “los cadáveres fueron hallados después de una extenuante jornada de búsqueda, ya que inicialmente las víctimas habían sido reportadas como desaparecidas”.

Entre tanto, Óscar Montero dijo que hasta el momento el Movimiento Indígena de Colombia está haciendo las respectivas investigaciones de ambos casos para saber qué decisiones se van a tomar, en relación con la situación humanitaria de los pueblos indígenas en el departamento.