El tiroteo se produjo hacia las 10:30 de la mañana hora local (03:30 de la mañana, hora colombiana) en un bulevar del centro de la ciudad, cerca del instituto Waha. “No sabemos nada por el momento”, dijo Collignon sobre las motivaciones del autor.

“Nuestros pensamientos están con las víctimas de este horrible acto. Estamos en el proceso de establecer una visión general de lo que sucedió exactamente”, tuiteó el ministro del Interior, Jan Jambon.

La zona de policía de Lieja indicó en su cuenta en Facebook que la intervención policial se produjo por la “toma de un rehén en el bulevar de Avroy”, en el centro de esta ciudad de 200.000 habitantes.

El gobernador de la provincia de Lieja, Hervé Jamar, tuiteó que, respecto “a la toma de rehén en el instituto de Waha”, “ningún alumno resultó herido” y que “el individuo fue neutralizado”.

Según medios locales, este último habría gritado “¡Allahu Akbar!” (¡Alá es grande!).

Los policías y militares belgas son objeto desde 2016 de varias agresiones en Bélgica, donde el grupo terrorista Estado Islámico reivindicó un atentado en marzo de 2016, que dejó 32 muertos en el metro y aeropuerto de Bruselas.

El último ataque considerado como “terrorista” se produjo el 25 de agosto de 2017, cuando un hombre de 30 años de origen somalí atacó con un cuchillo a dos soldados al grito de Allahu Akbar en el centro de Bruselas. Un soldado resultó herido leve y el autor fue abatido.