Así se lo pidió la FIFA a los canales encargados de la señal de televisión para todo el mundo en un intento de acabar con el sexismo asociado al fútbol y a la Copa Mundo. Estas imágenes en las previas de los partidos ya se habían vuelto una costumbre.

Debido a que a un evento deportivo de tal magnitud asisten personas de todos los países, la cobertura del mismo adoptó como una forma de entretenimiento en las previas de los partidos enfocar a personas de diferentes países para mostrar la variedad de belleza en todo el mundo y la alegría de los aficionados en las gradas.

Sin embargo, muchas consideran que en ocasiones puede ser exagerado con algunas mujeres y que realmente no es necesario hacerlo. Por eso, como una forma de combatir el sexismo durante los directivos de la FIFA ordenaron no enfocar “mujeres atractivas” en las tribunas.

El jefe de diversidad de FIFA, Federico Addiechi, señaló en rueda de prensa: “Lo hemos hecho con emisoras individuales. Lo hemos hecho con nuestros servicios de transmisión anfitriones”. Agregó que la medida se adopta porque la Fifa todavía no estaba siendo “proactiva” en relación a estos temas, pero que “tomaría medidas contra las cosas que están mal”.

Con esto se busca también evitar que las mujeres que aparecen en la televisión sean localizadas por aquellos acosadores que buscan besarlas o tocarlas sin su consentimiento.

Esta decisión fue motivada porque durante el mundial de Rusia, la agencia de fotografía Getty Images fue criticada por publicar una galería de fotografías de mujeres en las gradas de los estadios rusos, titulada ‘Las mejores fans de la Copa del Mundo’.

La agencia reaccionó y retiró la galería que calificó como un “lamentable error de juicio” y aseguró que haría una investigación interna, informó The Hollywood Reporter.

Esta medida se dio a conocer en medio de un informe generalizado de sexismo en el Mundial de Rusia que presentó la FIFA en un panel de discusión sobre Diversidad y Antidiscriminación presentado en el estadio Luzhniki de Moscú. Addiechi informó que se registraron 45 casos de acoso, 15 de ellos a periodistas que fueron hostigadas ​mientras hacían reportes en directo.

Los expertos en la lucha contra la discriminación manifestaron, con cierta sorpresa, que ha habido más problemas de sexismo que de racismo durante el Mundial, pues en la antesala del Mundial habían advertido sobre posibles casos de racismo, dado que grupos de hinchas europeos históricamente han participado en manifestaciones y actos de intolerancia.