El pasado sábado 21 de julio la tubería del Poliducto Transandino se rompió y el crudo causó un impacto ambiental en el Parque Regional Natural Serranía de las Quinchas. También afectó la quebrada y vereda La Cristalina, en Puerto Boyacá.

Luego de la denuncia, que se conoció por algunos turistas que captaron en imágenes el derrame durante una caminata ecológica, autoridades ambientales llegaron al lugar para controlar la situación y exigirle a Ocensa, empresa responsable del Oleoducto, tramo La Belleza–Vasconia, que actuara con celeridad y activara el plan de contingencia para estos casos.

Además, le piden que responda si la emergencia obedece a fallas técnicas, afectaciones de terceros o a causas naturales, indicaron la ANLACorpoboyacá y el Consejo Municipal de Gestión del Riesgo de Desastres en comunicados posteriores.

Según las primeras informaciones de Ocensa, no detectaron la presencia de flujo de crudo, ni afectación sobre la quebrada La Cristalina, versión que contradice con la que entregó el abogado ambientalista Camilo Giraldo en Noticias Caracol en la que aseguró que se encontró “un derrame de crudo de aproximadamente 500 metros al llegar a un sector de la finca La Divina. El hidrocarburo desembocó en toda La Cristalina y en estos momentos está generando un impacto ambiental grandísimo”.

Luego de eso, la compañía petrolera informó que desde la mañana del lunes suspendió preventivamente el bombeo de petrolero en la zona, que instaló dos puntos de control sobre el cuerpo de agua y avanza “satisfactoriamente” con las labores de limpieza en tierra.

Sin embargo, no ha esclarecido las circunstancias detrás del incidente ni el lugar exacto del daño porque “la investigación continúa en curso”. Indicó que la falla es de una válvula bajo tierra y su “cálculo preliminar, es de aproximadamente cincuenta galones entre fluido y material recolectado”.

Por su parte, Corpoboyacá señaló que la situación “crítica” se debe precisamente a que “no se conoce el punto de la fuga”, y que aunque “la mancha, como tal, no se ve que haya afectado la quebrada, no se puede decir que las aguas no han sido contaminadas hasta que no estén los resultados de las tomas de muestra y caracterizaciones del agua en laboratorio, pues la contaminación puede ser subterránea”, declaró el director de la Corporación, Luis López, citado por El Colombiano.

El diario regional resalta que López les recomendó a los habitantes de La Cristalina no consumir agua de los afluentes cercanos hasta que no entreguen los resultados de las investigaciones y el impacto en los cuerpos de agua.

Hasta el momento, las entidades ambientales a cargo han reportado que en su recorrido encontraron “un área afectada de 300m2 aproximadamente, pero aún no se ha determinado la cantidad del mismo”, y “se evidenciaron rastros de hidrocarburos en: Rocas, Suelo y una iridiscencia en la Quebrada la Cristalina”.

Además, ordenaron a Ocensa hacer “recorridos de por lo menos 1 kilómetro aguas abajo del punto de contingencia” y “construir apiques o trincheras en el área afectada para determinar el flujo subterráneo y el avance de la mancha”.

La compañía petrolera también deberá presentar reportes semanales de avance del plan de contingencia, realizar y entregar un inventario de la fauna y flora del área afectada, y localización urgente del punto de fuga.

Entre tanto, en la reunión extraordinaria del comité que atiende la emergencia, “el representante de la Fiscalía General de la Nación informó que dará a apertura a un proceso de investigación por posible daño ambiental”, sostuvo el alcalde de Puerto Boyacá, Óscar Botero, en Caracol Radio.

Estos son los videos de la emergencia:

Las consecuencias de pasar la tubería de ocensa en medio de un Parque Natural Regional, esta es la realidad que vive la Serrania de las quinchas, fruto de la avaricia del hombre y el terrirismo del sector petrolero a la tierra.Este recurso hídrico, es la última opción de agua por gravedad para las presentes y futuras generaciones.Gracias Ocensa, gracias Ecopetrol, gracias economía petrolera, su desarrollo nos está matando lentamente.

Posted by Parque Natural Serrania Las Quinchas on Saturday, July 21, 2018