Iván Márquez, quien ha sido el principal negociador y ahora asesor político de la FARC, se retiró de Bogotá para irse a instalar a Miravalle, Caquetá.

El negociador aseguró, en una entrevista exclusiva para CM&, que mientras se mantenga la crisis del proceso de paz, permanecerá en esta histórica región del Pato, en el Caquetá, y advierte que por ahora no ocupará la curul del Senado de la República, a la cual tiene derecho, tras la firma de los acuerdos en La Habana.

“Cómo hago yo para ir el 20 de julio a ejercer como senador y que me vayan a decir que soy un narcotraficante, yo no estoy para esas cosas, necesitamos respeto, prefiero dejar esa joda allá”, aseguró  Márquez.