La situación es demasiado preocupante en la región del Bajo Cauca antioqueño por los movimientos de tierra que se dieron el sábado, domingo y martes. Ayer fueron evacuados 1200 empleados que trabajaban en la presa de Hidroituango.

El gerente de EPM, Jorge Londoño de la Cuesta, explicó que están en alerta roja Puerto Valdiria, Tarazá, Puerto Antioquia y Cáceres. Además, dijo que no es posible predecir los movimientos de la montaña, pero que se está haciendo monitoreo las 24 horas del día.

La junta directiva de EPM tomó una decisión que tiene que ver con el futuro económico de la empresa y fue la autorización de enajenar sus bienes tanto en Colombia como en otros países hasta por tres billones de pesos para poder manejar la contingencia.

Por su parte, el Ministerio de Transporte ordenó el cierre total de la vía a la Costa Atlántica, entre Yarumal y Caucasia, además están desescolarizados los niños de los municipios de Cáceres, Nechí, Tarazá y Valdivia, por la emergencia que se presenta en la represa.