El incidente ocurrió este viernes en el almacén D1 del barrio Cañaveral de Floridablanca, Santander. La conductora, según testigos, estaba parqueada frente al local, y en lugar de dar marcha atrás, aceleró.

Las cámaras de seguridad de la tienda registraron el momento dramático que vivieron los clientes cuando la camioneta ingresó abruptamente al establecimiento, arrasando anaqueles y atropellando a una madre y su hijo, que quedaron parcialmente atrapados.

Las personas heridas, cuatro en total, fueron trasladadas a centros hospitalarios cercanos.

Expertos de la Policía le practicaron pruebas de alcoholemia a la conductora, de 40 años, y analizan el vehículo.