Ecopetrol reportó un nuevo atentado al oleoducto Caño Limón Coveñas, a la altura de de la vereda Llana Baja, en Teorama, Norte de Santander.

La compañía petrolera rechazó el ataque y solicitó a la comunidad de la zona abstenerse de encender fogatas o similares cerca al derrame.

Anoche también se registraron enfrentamientos armados entre los grupos que operan en la región del Catatumbo.