Los tres presos de alto perfil se sumaron a los más de 1.400 internos de la prisión en Valledupar, conocida como ‘La Tramacúa’, que protestan por presuntas violaciones a sus derechos y tratos crueles e inhumanos.

Así lo dio a conocer este jueves el diario El Heraldo, que dice que Jhon Jairo Velásquez alias ‘Popeye’ y varios reclusos del patio de tratamiento especial, que están allí debido a su alta peligrosidad, se unieron a la huelga de hambre.

“Luis Alfredo Garavito Cubillos, señalado de abusar sexualmente y asesinar al menos a 200 niños; Lebith Rúa, alias ‘La Bestia del Matadero’; Rafael Uribe Noguera, condenado por la muerte de la pequeña Yuliana Samboní, entre otros”, son los reclusos que, de acuerdo con ese medio, entran en huelga de hambre.

La protesta inició el martes pasado, y de acuerdo con El Heraldo los presos piden que se haga efectiva la sentencia de la Corte Constitucional (2017) que les otorgó el uso de teléfonos celulares y conexión a Internet.

Además, dice, piden que les instalen ventiladores en las celdas debido a las altas temperaturas, que les autoricen visitas semanales y que ese día se les permita no usar el uniforme de la prisión.

“Que les permitan hacer una siesta de una hora después del almuerzo, que no sean encadenados y que el expendio permanezca abierto en horas determinadas”, son otras de las exigencias que registra el medio regional.

Pero según dijo a ese medio Ciro Pérez, delegado para asuntos penitenciarios de la Personería Municipal de Valledupar, la mayoría de estas exigencias son inviables ya que cada prisión tiene la potestad de crear y aplicar su propio manual, y porque “ellos están usando vías de hecho, cuando tienen vías de derecho que son las acciones de tutelas”.

De todas formas, Blu Radio informó que un interno que se comunicó con la emisora aseguró que la protesta que adelantan es pacífica y que por eso no habrá problemas ni disturbios.