Los de Cupertino no han ni presentado los equipos para el presente año y ya circulan los primero rumores sobre los dispositivos del año entrante. Al parecer, podría venir con sensores 3D en la cámara trasera.

Reportes provenientes desde China dan cuenta de que Apple busca la forma de traer la tecnología TrueDepth, que incluyó en la cámara frontal del iPhone X en 2017, pero ahora a su cámara trasera. Así, lograría tener este sistema en ambas caras del teléfono.

Este sistema funciona a través de una estructura de luz que proyecta un patrón de 30.000 puntos de láser hacia la cara del usuario, mientras mide la distorsión para crear una versión en tercera dimensión con el fin de tener una autenticación precisa, según recuerda Bloomberg.

Esta actualización de la tecnología que propone la compañía de la manzana podría variar, ya que utilizaría un sistema que calcularía el tiempo que necesita un láser para rebotar en los objetos que lo rodean y así crear una versión tridimensional de una foto del espacio.